Logia LA FRATERNIDAD 62 – Tel Aviv - Israel
El Atanor de La Fraternidad

Planchas >> Archivo - Simbología/Ritual para imprimir


LAS TRES GRANDES LUCES 14/08/07.

********************************************************************.

La Biblia – La Escuadra – El Compás

 M:.M:. Finkielsztein Adolfo,

En la Masonería, La Biblia forma parte integral de los atributos y ornamentos de las Logias, y está considerada como una de las Grandes Luces de la Orden, que figura en los Tres Grados de los Cuerpos Simbólicos; y en la mayor parte de las Ceremonias  ritualistas como una Joya indispensable, emblema de las Ciencias.

La Biblia se coloca sobre el Altar de los Juramentos, como un símbolo de la Voluntad del Ser Supremo, por lo tanto, sus ciencias deben ser objeto de profundos estudios y constantes investigaciones;  y si se le considera como el libro que impone las creencias espirituales establecidas por las religiones, quiere decir que en cada país debe colocarse sobre el Ara el texto correspondiente a la Religión dominante, y por eso sabemos, como ya se dijo en la Logia de Aprendiz, que los Judíos usan el Antiguo Testamento, los cristianos El Nuevo Testamento, los Musulmanes, el Corán, etc.., pero que masonamente, estos Libros tienen el mismo simbolismo, y se consideran como  el Texto de la Ley que rige a las conciencias.

La Biblia fue introducida como un Libro indispensable para la validez o legalidad de los trabajos en Logia, desde el año de 1721, fecha en que se verificó en Inglaterra, la primera Gran Convención de los Altos Cuerpos de Europa, y desde entonces se le considera como emblema del Espiritualismo Masónico, y como la Gran Luz de la Verdad.

Durante los trabajos de las diferentes Cámaras, la Biblia no debe abrir sus paginas al Azar, sino que tiene su tema especial de enseñanza para cada Grado y en los que se manifiesta plenamente el objeto de la Instrucción Simbólica, Filosófica y Dogmática de cada Cámara; y así diremos, que en la de Compañero, la Biblia señala como base para sus estudios a “Amos Siete” Versículo Siete, que dice “Enséñame así: He aquí al Señor, estaba sobre un muro hecho a plomo, y en una mano una plomada de albañil, Jehová entonces me dijo, Que ves Amos, y le dije, una plomada de albañil, y el Señor dijo, he aquí, yo pongo plomada de albañil, en medio de mi pueblo de Israel, no le pasaré mas”.

Como se ve, las tendencias Morales que encierra el Simbolismo del párrafo descrito, son una elocuente demostración de lo que para nosotros significa la plomada de albañil. Moralmente nos marca la Rectitud a la que debemos sujetar nuestros Razonamientos, nuestra Conducta, nuestros Actos y nuestras Obras. Intelectualmente, nos señala el camino recto y sin límite, que nos eleva constantemente hacia el infinito de las concepciones humanas,  para buscar, dentro de las Obras del Creador, el Secreto que las produce, las Mantiene y las Destruye.

La Plomada, dentro del Esoterismo Filosófico, tiene dos ramas esenciales; la Primera, constituye la tendencia de elevar al espíritu, hacia las impenetrables Tinieblas del Misterio; y la Segunda, consiste en que nos conduce, haciéndonos penetrar dentro de las profundidades de la Madre Naturaleza, cuyo resultado es también encontrar el Origen y el Fin de todas las obras materiales e inmateriales por el Ser Supremo. La Plomada, es nada menos, que el emblema de la “Verdad” y por eso se dice “Estoy a Plomo” , al tratar de nuestros Deberes, para con el Ser Supremo, para con nuestros Semejantes y para consigo mismo.

Cuando anteriormente dijimos que el Señor, entregó la Plomada de Albañil a su Pueblo, no hizo mas que guiarles simbólicamente por la senda del Saber, del Deber y del Derecho, puesto que todo pueblo consciente y culto, es Respetado y Admirado por los que saben apreciar la Verdad y la Gloria.

La enseñanza de la Biblia, se ha propagado hasta los más remotos rincones de la Tierra, llevando los principios de Libertad, de Igualdad, de Desfanatizacion, etc...  No obstante, la Biblia contiene dentro de sus temas de enseñanza, a las Ciencias, las Artes, y señala los sistemas de vida de los pueblos, por lo que, lejos de sostener antagonismos, producir conflictos o sofismas y derramando su inextinguible sabiduría, para iluminar al hombre que se encuentra dentro de las tinieblas de la ignorancia.

El hecho de que esta Obra haya resistido a los crueles ataques de sus enemigos, se debe a que el Lenguaje Parabólico en que esta escrita, hace muy difícil su lectura para el hombre poco experimentado, y por lo tanto, se presta a infinidad de interpretaciones, algunas de ellas casi incomprensibles, que por lo regular es lo que da origen a las opciones torcidas, los falsos conceptos y las versiones descabelladas.

Las Tres Grandes Luces, expresión que designa la asociación y la presencia sobre el Altar del Libro de la Ley, la Escuadra y el Compás. Podría hacer pensar en un modelo simbólico ternario, pero no es así; desde el punto de vista simbólico, se trata de un modelo simbólico binario formado por la Escuadra y el Compás colocado sobre un libro que no es un símbolo.

Remontémonos a los tiempos del origen de la Francmasonería operativa, citamos a este efecto el texto de Robert Ambelain “Scala Philosophorum”: “Pero comprendemos también por que, cuando en una época que duró casi seiscientos años, desde el concilio de Toulouse de 1229 hasta la Revolución Francesa en 1789 (….) ningún laico podía poseer por si el Antiguo y el Nuevo Testamento, los masones se limitaron a asociar la Regla, al Compás y la Escuadra, mas bien que a un libro”.
Qué posibilidades tenían entonces? La mayoría no sabía leer. Ni el evangelio ni el antiguo Testamento eran accesibles, más qué en forma de manuscritos, tan raros como costosos. La invención de la imprenta no debió haberles aportado nada al respecto. Las Biblias impresas eran caras, voluminosas y complicadas. Si bien su posesión y lectura eran accesibles para la gente instruída y afortunada, esto solo podía darse en los países totalmente imbuídos de la reforma. Las naciones católicas (Francia, Italia, Alemania, Austria) eran obligadas a respetar la prohibición romana, formulada y apoyada por el brazo secular.

Esto nos parece una imprecisión histórica, pues sabemos que el protestantismo y la Masonería estuvieron muy ligadas durante los siglos XVIII y bien entrado el XIX. En ésa época, la Sociedad Bíblica Británica se dió a la tarea de imprimir ediciones populares de la Biblia a fin de ponerla al alcance de la población. En los países de la reforma, la lectura de la Biblia suponía la adquisición del derecho individual de interpretar el texto según su propia conciencia. En los países de la Contra-Reforma llegó un tiempo en que se levantó la prohibición de poseer la Biblia, a condición de que la edición fuera controlada por la Iglesia Romana. Así, lo que era signo de libertad de conciencia para unos, era signo de imposición para otros.

La presencia de la Biblia sobre un Altar en Logia no podía ser vista de la misma manera por los profanos, que llegaban a la Francmasonería con una educación reformista y por lo que creyentes o no, que vivían en el contexto de la Contra-Reforma.

La abolición de la presencia de la Biblia sobre el Ara decidida por las Obediencias de Europa Continental fue una de las razones de las rupturas entre Obediencias. Jules Boucher anota que “La Gran Logia Unida de Inglaterra redujo a ocho el número de Landmarks. El sexto de ellos fue redactado como sigue: Las Tres Grandes Luces de la Francmasonería (es decir, el Libro de la Ley Sagrada, La Escuadra y el Compás) serán siempre exhibidas durante los trabajos de la Gran Logia o de las Logias bajo su control, siendo la Principal de ellas el Libro de la Ley Sagrada”.

El depósito del modelo simbólico binario Escuadra-Compás sobre la Biblia, garantizaba al Masón al principio, que la lectura de la Biblia no le sería impuesta conforme a dogmas. Esto convenció a cierta cantidad de Masones que sobre el continente restablecieron la presencia de la Biblia con la Escuadra y el Compás. Pero no convencieron a otros tantos,  por lo que subsistió la ruptura entre Obediencias.

No es el propósito de esta Plancha tratar de estos problemas de las relaciones entre Obediencias Masónicas, solo he delineado el tema a efecto de dar una base a nuestras consideraciones de orden simbólico.

El intento de ciertas logias para volver a colocar sobre el Ara, la Biblia con la Escuadra y el Compás, se le ha denominado “Restablecimiento de Símbolos”, expresión por demás inadecuada. La Biblia no es un símbolo. Aunque a todas luces sea evidente la constante utilización en el texto del lenguaje simbólico en muchos de sus relatos, desde el mismo Génesis hasta el Apocalipsis, el símbolo es presentado bajo la forma de un modelo binario colocado sobre el Libro.

La Biblia en el Altar tiene tanto para los judíos como para los cristianos, - un significado espiritual e histórico singular. Sin embargo, todo Masón puede ver en el Libro Sagrado de su creencia, un camino para la elevación de su vida, que lo conduzca al objetivo trascendental de la perfección.

Sobre el Ara hay tres objetos: el Libro de la Ley, el Compás, y la Escuadra.

Las tres definen las Tres Grandes Luces de la Masonería. Y en su presencia los masones prometemos y establecemos nuestras alianzas con el espíritu de nuestra orden. El Compás apoyado en la Biblia su vértice apunta a oriente, fuente de irradiación de energía y sus dos puntos a occidente. Representa la Justicia con que deben medirse nuestros actos y sirve para medir nuestras acciones. También representa la equidad con que debemos tratar a nuestros semejantes y en particular a nuestros HH.

El Compás es otro de los atributos con que se representa a la Divinidad, su vértice es alegórico del ojo que todo lo ve y sus ramas la claridad o los efluvios que constantemente se derraman sobre el hombre o la materia, que se encuentra representada por la Escuadra. Es por ésta razón que en la primera cámara, la Escuadra esta sobre el Compás, manifestando que el hombre no ha vencido aún su parte material y por eso no puede recibir por completo las emanaciones de la Divinidad. Cabe mencionar, que el Compás siempre ha sido un símbolo de perfección en las artes, del cual surgen las más complicadas figuras de las cuales obedecen a un centro común. Del mismo modo, la Divinidad, foco central de toda belleza e inspiración, derrama sobre los hombres sus dones por igual. 

 
La Escuadra – representa la materia, simboliza la superación y los nobles y altos ideales de todo buen Masón que no debe apartarse de la línea recta del deber. Es el símbolo del V:.M:. porque el Masón que la usa debe ser el mas recto y justo de la Logia. La Escuadra, a su vez, tiene la siguiente interpretación: Nuestro Q:.H:.Prim:. Vig:. tiene como atributo un nivel, el cual nos enseña que el hombre debe nivelar sus actos en una incesante perfección. Nuestro Q:.H:.Seg:.Vig:. A su vez tiene como atributo la plomada, que expresa la rectitud de todo proceder. Unidos estos dos atributos, el nivel en su posición horizontal y la plomada en posición vertical, se encuentra el nacimiento de la escuadra. Esto nos da la interpretación de que el hombre debe hacer un sabio uso de los deberes y derechos, procurando que ellos no vayan a transgredir los derechos de los demás, sino buscando un punto de apoyo común como el vértice de una Escuadra, para realizar la armonía y la unión. En pocas palabras: “el respeto al derecho ajeno es la paz”. 

 En el ara están representados la sabiduría del G:.A:.D:.U:. , el espíritu y también la materia. Por eso éstas Tres Grandes Luces están sobre un altar, por eso prometemos poniendo nuestra mano derecha sobre ellas y por eso nosotros la saludamos cada vez que las cruzamos.

Documentación:
Resp. Log. Simb.J.B. de Molay Nro. 23 htm
La Fraternidad Nro. 62 Material 20 Aniversario
 “Las Tres Grandes Luces” material extraido Revista Argentina (facilitado por Q:.H:. Guiora Mendiuk.
Plancha Simbólica en el Ara “La Biblia” Q:.H:. Marcos Rymberg
“Cosmos e Inmortalidad” M:.R:.H:. Jose Schlosser
Los 21 temas del compañero Masón (Benitez).

 


                                                           
                                                           



Archivo - Simbología/Ritual
Volver a Planchas
eXTReMe Tracker
Copyright ©. All rights reserved.
AmitU - Website Building Designed By Liliana Shaine